HOA DIOCESANA DE CÁDIZ Y CEUTA

[hoac.gif]











UNA MIRADA CRISTIANA AL MUNDO OBRERO
¡Bienvenido/bienvenida! al "blog" de la HOAC diocesana de Cádiz y Ceuta.


miércoles, 24 de agosto de 2016

ORAR EN EL MUNDO OBRERO:
XXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO,
Ciclo “C” (28 de AGOSTO de 2016)


Dibujos de Cerezo


ORAR EN EL MUNDO OBRERO
Ciclo “C”  (2015 — 2016)


«XXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO»
(28 de AGOSTO de 2016)



«Cristo vino
a demostrar
con hechos
que lo más fuerte
es el amor,
y para pertenecer
al grupo de
los invencibles
basta con seguirle
por su camino,
para lo cual estorban
todas las formas
del poder humano:
dinero, armas,
influencia…».
(Rovirosa, OCV, T.I. 155)

Estamos llamados
a descubrir a Cristo
[en los pobres],
a prestarles nuestra voz
en sus causas,
pero también
a ser sus amigos,
a escucharlos,
a interpretarlos
y recoger
la misteriosa sabiduría
que Dios quiere
comunicarnos
a través de ellos.
Ellos tienen mucho
que enseñarnos
(EG 198)

 

ESCUCHA LA PALABRA…

28 de agosto de 2016
22º DOMINGO DEL
TIEMPO ORDINARIO (C)

Lectura del libro del Eclesiástico 3,17-18. 20. 28-29
Hazte pequeño y alcanzarás el favor de Dios.

Salmo 67, 4-5ac. 6-7ab. 10-11
Has preparado, Señor, tu casa a los desvalidos.

Lectura de la carta a los Hebreos 12,18-19. 22-24a
Os habéis acercado a Sión, ciudad del Dios vivo.

Lectura del santo evangelio
según san Lucas 14,1. 7-14

Todo el que se enaltece será humillado;
y el que se humilla será enaltecido.

[…]
Andar en la verdad.

El orgullo, la autosuficiencia,
el afán por el poder
y por los primeros puestos
es la moneda más apreciada
en el mundo.

No es la moneda para entrar
en el Reino de Dios.

El humilde, en cambio,
se granjea el aprecio de los demás
y el favor de Dios (1 Lect.).

Jesús enseña que quien
se humilla delante de Dios
y respeta al próximo
será enaltecido (Ev.).

Dios abre las puertas
de la ciudad de Jerusalén
a los humildes
y pobres de corazón (2 Lect.).
Señor, Jesús,
te ofrecemos
todo el día,
nuestros trabajos,
nuestras luchas,
nuestras alegrías,
y nuestras penas.
María, Madre de los pobres,
Ruega por nosotros.



Las oraciones semanales y el material de la HOAC
lo podéis encontrar archivado en:
http://issuu.com/hoac/docs

Le agradecemos haga uso de esta página
y esperamos que las orientaciones
para la oración le sean de provecho.

Si no la recibe y quiere hacerlo, puede solicitarla
enviándonos su dirección electrónica a:
hoaccadizyceuta@gmail.com
y se la enviamos para cada domingo.


domingo, 21 de agosto de 2016

«45.- DESPEDIRSE»
(Claves del bienestar humano),
por José Antonio Hernández Guerrero




Despedirse



Por lo visto y por lo oído, despedirse a tiempo es una destreza extraña y un proceder poco común. Y es que, en contra de lo que se suele afirmar, “mandarlo todo al diablo, a paseo o al quinto cuerno” y “dar un portazo”, más que un gesto de cobardía puede ser la consecuencia de una serie de valores de los que, a veces, carecemos. La decisión de “dimitir” exige, en la mayoría de los casos, lucidez, libertad de espíritu, valentía y, paradójicamente, ser fieles a los compromisos básicos y, sobre todo, a la propia conciencia. Se requiere, además, muchas dosis de atrevimiento para romper con todo, para huir de las esclavitudes y para escapar al vacío.


La mayoría de la gente -me comenta Pepe- fija con precisión la hora del comienzo de sus actividades, pero no prevén el momento de la terminación. Algunos psicólogos achacan esta indecisión a una inseguridad vital que se manifiesta en timidez, en bloqueo, en torpeza de expresión, en miedo a quedarse solo o, incluso, en falta de imaginación. ¿Será eso lo que les ocurre a los políticos carismáticos, a los conferenciantes insufribles y a las visitas pesadas? A mí me asustan, sobre todo, los que dan razones éticas para no despedirse. Creo que son más peligrosos aquellos que se agarran a la poltrona por un deber de conciencia, por la fidelidad a la llamada de Dios o por la lealtad a los líderes: por responder a la vocación sobrenatural o por obedecer a llamada de la patria.


Estoy convencido de que, para renovar la vida de los grupos humanos, todavía más necesario que reinventar nuevas fórmulas o establecer principios diferentes, es preciso cambiar los rostros de los dirigentes. Si es verdad que la experiencia es un capital que hemos de saber rentabilizar, también es cierto que los problemas nuevos requieren soluciones inéditas y manos diferentes. Los gobernantes se cansan o, lo que es peor, se acostumbran a mandar, pero los súbditos se saturan y se empachan cuando durante mucho tiempo están viendo las mismas caras.


Hemos de reconocer que estamos mejor dispuestos y educados para decir que sí que para decir que no; para empezar que para terminar, para aceptar los cargos que para presentar la dimisión. No es necesario que nos pongamos trascendentes ni que afirmemos que, en nuestra cultura occidental, no nos han educado a bien morir. Probablemente tendremos que hacer como Lola cuando ponía la escoba bocarriba detrás de la puerta para así conseguir que María se despidiera en sus interminables visitas.





José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


44.- «EL TRABAJO DE LA MUJER»,
(Claves del bienestar humano)




martes, 16 de agosto de 2016

ORAR EN EL MUNDO OBRERO:
XXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO,
Ciclo “C” (21 de AGOSTO de 2016)


Dibujos de Cerezo
ORAR EN EL MUNDO OBRERO
Ciclo “C”  (2015 — 2016)

«XXI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO»
(21 de AGOSTO de 2016)

«No. No son los hombres
los que me pueden
convertir a Cristo.

El único
que me puede
convertir a Cristo
es el mismo Cristo.

Este me parece
que es un gran fallo
de los cristianos
de hoy, y de siempre:
que seguimos a unos hombres
que nos han adoctrinado,
pero no nos han convertido.

Y faltando la conversión,
que es el contacto con Cristo,
ha de tenderse necesariamente
a que la religión
se adapte a mi vivir,
en vez de adaptar
mi vivir a la religión».

(Rovirosa,OC, T.I. 365)


No es lo mismo
haber conocido a Jesús
que no conocerlo,
no es lo mismo
caminar con Él
que caminar a tientas,
no es lo mismo
poder escucharlo
que ignorar su palabra.
No es lo mismo
poder contemplarlo,
adorarlo, descansar en Él,
que no poder hacerlo.
No es lo mismo
tratar de construir
el mundo con su Evangelio
que hacerlo solo
con la propia razón.
Sabemos bien que la vida con Él
se vuelve mucho más plena
y que con Él es más fácil
encontrarle
un sentido a todo.
(EG 266)



ESCUCHA LA PALABRA…

21 de agosto de 2016
21º DOMINGO DEL
TIEMPO ORDINARIO (C)


Lectura del libro del profeta Isaías 66,18-21
De entre todas las naciones traerán a todos vuestros hermanos.

Salmo 116, 1. 2
Id al mundo entero y proclamad el Evangelio.

Lectura de la carta a los Hebreos 12,5-7. 11-13
El Señor reprende a los que ama.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 13,22-30
Vendrán de Oriente y Occidente, y se sentarán a la mesa en el Reino de Dios.

[…]

(…continúa…)

http://issuu.com/hoac/docs

La cuestión de la salvación.
La salvación realizada por Dios
encierra dos puntos fundamentales:
Por una parte, se anuncia que
el Reino de Dios está abierto
a todos los hombres (1 Lect. y Ev.)
y, por otra, la puerta de acceso al Reino
es estrecha y se cierra.
Para entrar se exige
compromiso personal
y la aceptación de
la corrección (Ev. y 2 Lect.).

Señor, Jesús,
te ofrecemos
todo el día,
nuestros trabajos,
nuestras luchas,
nuestras alegrías,
y nuestras penas.

María, Madre de los pobres,
Ruega por nosotros.



Las oraciones semanales y el material de la HOAC
lo podéis encontrar archivado en:
http://issuu.com/hoac/docs

Le agradecemos haga uso de esta página
y esperamos que las orientaciones
para la oración le sean de provecho.

Si no la recibe y quiere hacerlo, puede solicitarla
enviándonos su dirección electrónica a:
hoaccadizyceuta@gmail.com
y se la enviamos para cada domingo.


lunes, 15 de agosto de 2016

«ANDRÉS AVELINO: EL ETERNO CURA OBRERO DE PESCADORES»


El padre Andrés Avelino sentado en uno
de los bancos de la iglesia de Pescadores.
Foto: Europa Sur

https://tudiocesis.wordpress.com/2016/08/15/el-eterno-cura-obrero-de-pescadores/


http://www.europasur.es/article/algeciras/2348154/eterno/cura/obrero/pescadores.html




  • Andrés Avelino se ordenó con la condición de no dejar nunca de ser sacerdote.



  • Jubilado desde hace un mes, ahora encara el futuro con la necesidad de continuar junto a sus vecinos.




  • “Ya no soy el párroco de Pescadores. ¿Por qué?”.

    Esa es la pregunta que se hace Andrés Avelino. Hace un mes escaso, sostiene, que se enteró por la prensa. Se levantó una mañana, llamaron a la puerta y había una multitud de vecinos del barrio diciéndole que habían leído que ya no era el cura. “Querían ir a hablar con el Obispo”, asiente el padre Andrés, como se le conoce.


    Una misiva del Obispo de Cádiz y Ceuta le avisó que ya no era el párroco, la jubilación le ha llegado coincidiendo con una época en la que está convaleciente. “Me dio un poco de pena y coraje”, reconoce. Ahora está un compañero gaditano al que aprecia a cargo de la parroquia, Juan José Galvín, que también está al frente de la iglesia de El Saladillo y que ya llevaba sustituyéndole desde hace unos meses por enfermedad.


    Más de 70 años tiene el templo de Pescadores y más de 40 llevaba ejerciendo de párroco Avelino, que nació hace 75 años en Robredo de Sobresierra (Burgos), un pueblecito de Castilla y León. Pasó una Navidad última agridulce. Negativa por motivos de enfermedad, pero muy agradecido sin embargo por ver a la gente con él. Le operaron de colon, de una hernia y de una caída. Ha recibido un tratamiento de quimioterapia y ya puede decir que va “dominando la enfermedad”. Esta difícil situación le llevó a plantearse qué hacer.


    Siempre ha sido considerado de forma especial. “Sé que soy un cura atípico, no sé decir la misa como se dice normalmente porque para mí no es una carretilla, sino que es una mesa en la que siempre decimos algo muy bonito. La gente me ayuda, la hacemos todos. Creo que Jesús nunca dijo la misa en el templo sino entre la gente y con la gente”.


    “Nunca me he puesto la sotana, ni para decir misa, pero no porque sea absurdo sino porque me siento uno más, he hecho una opción que me ha dado la Iglesia, el poder consagrar y hacer presencia de lo que no es una presencia física sino espiritual”.


    Se siente muy querido y eso le anima en el desánimo. Pero lamenta que ya no puede ofrecer nada a la gente. Una idea tiene clara, tiene que salir de “aquí, pero no del barrio y la gente, sino de la parroquia, porque tiene derecho el otro cura a ser como es y a vivirlo bien, porque es una buena persona”. No obstante, considera que lo oportuno y esperado es que vengan un día un párroco nombrado sólo para el barrio.


    Ya no puede estar en la parroquia, pero no tiene fecha límite y su vinculación emocional es muy fuerte con Pescadores. Sigue echando una mano y más ahora, en época estival. Hay misas los sábados por la tarde y los domingos por la mañana y, a veces, se encarga de una de las dos al estar Galvín de vacaciones.


    Los jueves desde hace muchos años reúne a un grupo de personas en torno a una mesa redonda y, por ahora, lo sigue haciendo. “Siempre desde que ingresé en el Seminario mi pensamiento era no tener parroquia sino estar en el mundo obrero”. Ha bautizado a niños en casas y ha hecho la vida con la gente. “A veces me dicen que si no vas a misa estás en pecado. Vemos la misa como una obligación y no como una necesidad vital de un diálogo”.


    El padre Andrés cree que ha conseguido ser cura como se lo planteó al entonces obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Añoveros, del “mundo obrero”. “Como esta gente, -en referencia a Pescadores- todos son obreros, aquí estaba más a gusto que nada”. Los llamados sacerdotes obreros son aquellos católicos que se acercaron a la gente, especialmente influyentes en la época franquista y realizaban trabajos de baja cualificación. Como ejemplo Avelino recuerda con añoranza y complicidad sus épocas de peón de albañil en Algeciras o de pescador tras formarse en la Comandancia de Marina.


    La Santísima III fue su primer barco. Pescaba al arrastre, iban a una venta en Canarias y otra en Algeciras. Los vecinos del barrio algecireño en el que hoy habita entonces eran en su mayoría pescadores, de ahí el nombre. “Había una movida muy bonita en esta parroquia porque era un barrio muy unido cuando llegué. Si venía uno fracasado le tenía la puerta abierta el vecino, esto ha cambiado mucho ahora porque la juventud es de otra manera”.


    Su padre fue capitán y comandante de la Guardia Civil, de Burgos se fueron a Logroño, luego a Galicia, Ponferrada, León y de ahí a Medina Sidonia. Cuando llegó al sur le decían “señorito”. Su familia era muy religiosa y ahí optó por ingresar en el seminario. Estuvo en Salamanca y se ordenó para el mundo obrero con la condición de no dejar de ser cura nunca.


    Se quedó en Algeciras al considerar que era una zona con necesidades tras el cierre de la frontera con Gibraltar. Más tarde tomó conciencia junto a sus feligreses de la urgencia humana del drama de los migrantes que llegaban en pateras. “De una mesa de Eucaristía dijimos que Jesús también venía en las pateras que vienen y la reacción fue genial”. Los cuatro que tenían coche emprendieron el camino a ayudar a los migrantes, así empezó la labor de la casa de acogida La Esperanza, un símbolo del trabajo social que ha defendido Avelino a lo largo de su vida.


    Seguirá por supuesto con la lucha obrera, “digo obrero porque el obrero es quien se lo curra”, matiza. No le tiembla el pulso a la hora de dar su opinión: “Una persona no puede ser sumisa nunca, el dinero corrompe”. Considera de hecho que el templo es patrimonio de la Iglesia, “pero a veces pienso que nos hemos pasado con las catedrales”. Hay muchos ciudadanos que han visto en él una mano amiga. “Cuando alguien se entera que eres cura te mira de otra manera, pero cuando ya tienes una amistad te mira como persona. Acerté en venir a Pescadores”. Ha crecido con la gente. Las puertas de este barrio estaban abiertas y todos se conocían.





    ENTREVISTA A ANDRÉS AVELINO. Por Luiyi
    Publicada el domingo, 10 de agosto de 2008

    http://sanbartolome63.blogspot.com.es/2008/08/entrevista-andrs-avelino-por-luiyi.html










    Inmigrantes en la Parroquia de Pescadores

    sábado, 13 de agosto de 2016

    «44.- EL TRABAJO DE LA MUJER»
    (Claves del bienestar humano),
    por José Antonio Hernández Guerrero




    El trabajo de la mujer



    Es cierto que tenemos que seguir luchando para que los legisladores, mediante leyes adecuadas, favorezcan unas condiciones objetivas de las vidas de las mujeres que hagan posible que -realmente y en todas partes- sean iguales que las de los hombres: que gocen de la misma libertad efectiva y que puedan ejercer eficazmente todos los demás derechos humanos. Pero, si pretendemos la construcción de una sociedad más justa sea consistente y estable, es necesario que, además, cambiemos el sistema de significados que subyace en el fondo secreto de nuestras “inconsciencias”.


    Las diferencias sociales, laborales, económicas, jurídicas e, incluso, religiosas que separan a los hombres y a las mujeres tienen unas raíces mentales profundas que penetran hasta el fondo de nuestro mundo de los símbolos. Éstos son, no olvidemos, los factores que determinan la formación de las ideas, el significado de las palabras, la adopción de las actitudes y el mantenimiento de las pautas de los comportamientos individuales, familiares y sociales. La eficacia y el peligro de estos símbolos son mayores cuanto menor es el conocimiento de su existencia y de su funcionamiento.


    En la amplia bibliografía que se ha producido en los últimos cincuenta años sobre el feminismo, abundan los libros que describen los múltiples ámbitos de la vida ordinaria en los que se manifiestan tales desigualdades, pero son escasos aún los trabajos que ahondan en esos niveles de las representaciones, de los significados, de los sentidos y de los símbolos.


    En mi opinión es necesario que tengamos en cuenta cómo, a partir de la presencia femenina, cambia el clima del espacio laboral: se alteran las relaciones, el valor del dinero, el significado del tiempo, el sentido de la actividad frente a la pasividad e, incluso, la concepción de la política y de la religión. Pienso que es el momento de preguntarnos si el modelo emergente de mujer que descalifica la pasividad generará también un nuevo tipo de interpretación filosófica, una alteración de modelos de relaciones sociales y una transformación de las reglas de juego en la política e, incluso, en la religión. Vamos a ver si las iniciativas del papa Francisco dan algunos frutos o si son frenadas por las resistencias de los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos ultra heterodoxos.




    José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


    43.- «TRADICIONES»,
    (Claves del bienestar humano)




    HA FALLECIDO JESUS MARTÍN MENDIETA, UN APOSTOL DEL MUNDO OBRERO (12 AGOSTO 2016)

    Ha fallecido Jesús Martín,
    un apóstol en el mundo obrero

                

      

    Ya se encuentra descansado en presencia del Padre
    nuestro consiliario Jesús Martín


    Hoy al mediodía (12 agosto de 2016)
    ha fallecido un sacerdote comprometido
    y entregado al movimiento obrero
    y a la causa de las personas más necesitadas.

    Jesús Martín Mendieta fue uno de los primeros militantes
    de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC)
    y a lo largo de su vida promovió el movimiento
    por diversos lugares de la geografía de España.

    Desde Otxarkoaga pasando por Andalucía, Extremadura y Galicia
    trabajó con tesón para poner en marcha el movimiento obrero.

    Dicen de él que fue un "Apóstol de Jesucristo en el Mundo Obrero".

    Jesús Martín Mendieta nació el 21 de febrero de 1923 en La Arboleda.

    Fue militante de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC)
    desde el año de su fundación, en 1946.

    Se ordenó en Begoña en 1954 y tuvo varios destinos en Bizkaia.

    Durante los primeros dos años de cura estuvo destinado
    en la zona minera y de allí le nombraron capellán
    de la papelera de Aranguren.

    Estuvo cuatro años viviendo en un barrio de chabolas
    en el monte Banderas, de Bilbao.

    "Su entrega al mundo obrero fue total",
    relata José Luis Beltrán de Otalora,
    quien ha compartido muchas vivencias con Jesús.

    El año 1962 se fue a Otxarkoaga acompañando a muchos
    de aquellos chabolistas que estuvieron con él.

    Trabajó en el barrio durante ocho años
    y luego marchó hacia Extremadura,
    con el fin de expandir la HOAC.

    "Siempre lo hacía con el beneplácito del Obispo
    -relata el vicario y consiliario del movimiento Kerman López-.

    Se instalaba como cura parroquial
    y desde ahí promovía el movimiento obrero en el entorno".
     
    "Estuvo otros diez años en Andalucía sembrando
    y luego a Ferrol, hasta el año 1992",
    detalla José Luis Beltrán.

    Finalmente se afincó en Badajoz
    y viajó mucho a Numancia y Cáceres
    participando en movimientos obreros,
    sociales y de promoción de la mujer.


    Últimos años en Bilbao
    Desde el 2010 ha estado viviendo
    en la residencia de sacerdotes de Abando.
    José Luis Beltrán destaca de él su dedicación
    a los pobres y al mundo obrero.

    "Se encontró con un Dios encarnado
    en las personas más necesitadas
    y se entregó por completo a esta causa".
    Goian Bego!

    El funeral se celebrará mañana,
    13 de agosto, a las 12 h. en el templo
    San Vicente Mártir de Abando.




    Acaba de fallecer un sacerdote nacido en el mundo obrero y dedicado en alma vida y corazón al mismo. Ha fallecido en la residencia sacerdotal de la diócesis de Bilbao, donde fueron sus comienzos y desde donde evangelizó en Galicia, Andalucía y Extremadura, siendo el cura de la UVA durante decenios. Incansable apóstol del mundo obrero y de las barriadas pobres. Traigo a colación esta reflexión que elaboré para un material del apostolado seglar, sobre el ministerio sacerdotal y el laicado.


    Hecho de vida

    Suelo ir a una peluquería del barrio en el que vivo y el barbero, Paco, siempre habla de lo que sabe que interesa a sus clientes. A mí me habla del barrio, de la parroquia, de los sacerdotes, porque sabe dónde me muevo. Recuerdo que un día me comentaba el homenaje que el barrio, en el que vive gente pobre y muy sencilla, había organizado a un sacerdote que se había significado en su labor social y había muerto; yo le comenté que ese año don Jesús Martín, el cura de la «UVA», cumplía sus cincuenta años de sacerdocio, pero él me contestó que a don Jesús no le hacían homenaje porque era uno más del barrio. Me callé y muchas veces me sirve de oración en mi vida sacerdotal esta afirmación.

    Es cierto, Jesús Martín es uno más del barrio, ahora tiene ochenta y siete años y vive en una residencia para sacerdotes, pero todos los días se pone en marcha en el bus urbano y se dirige a su barrio con su gente, y allí sigue celebrando la Eucaristía con el nuevo párroco. Los conoce a todos, se sabe el nombre de los que conducen autobuses, de las mujeres que salen a diario a realizar limpieza en el centro de la ciudad, te dice el nombre y el número de todos los que están en la cárcel y que son de su parroquia, la cantidad de analfabetos, de parados…; a los niños, que él mismo ha bautizado, les da caramelos, y continuamente va cargado con la edición del TÚ, hoja mensual de la HOAC, que en ocasiones él lee a los que no saben hacerlo. Ha celebrado la vida, la muerte y los sufrimientos de todos ellos y ha deseado transmitir la fe y la esperanza, les ha entregado la Palabra de vida en las catequesis y grupos de vida y les ha perdonado en nombre del Padre.

    Vivió su infancia en el País Vasco, pudo ser un bandido, dice él, pero se dejó tocar por el Dios de la vida y siempre ha estado al lado de los obreros y ha buscado anunciarles y vivir con ellos el Evangelio, en su tierra, en Sevilla, en Ferrol y, por último, en la ciudad de Badajoz, en esta parroquia pobre y humilde de un barrio marginal de la ciudad.

    Un consiliario apóstol de la HOAC, un sacerdote de cuerpo entero entregado con radicalidad allí donde la Iglesia lo ha llamado a trabajar por el reino entre los últimos; lo que más le satisface y le alimenta actualmente es hacer la voluntad del Padre, sin importarle mucho los resultados, y siempre se despide con su «hasta mañana en el altar».


    El presbítero: ministerio que sirve y acompaña
    en nombre de Jesús


    El barbero me contestó que a don Jesús no le hacían homenaje porque era uno más del barrio».
    Palabras sencillas que nos hablan de la Iglesia como sacramento de unidad en medio de los hombres. Así es Dios, que en Jesucristo se hace compañero de la humanidad entrando más dentro de ella que ella misma (Flp 2, 6-11).

    Los presbíteros, por tanto, deben presidir de forma que, buscando, no sus intereses, sino los de Jesucristo, trabajen juntamente con los fieles seglares y se porten entre ellos a imitación del Maestro, que entre los hombres «no vino a ser servido, sino a servir, y dar su vida en redención de muchos» (Mt 20, 28) (PO 9).


    Mirando a Cristo

    «Al cura Jesús lo que más le satisface y le alimenta actualmente —como siempre— es hacer la voluntad del Padre, sin importarle mucho los resultados, y siempre se despide con su “hasta mañana en el altar”».

    Esta actitud del presbítero, de obediencia al Padre, sólo es sostenible fundamentándose en Cristo; si toda la comunidad ha de mirar a Cristo para ser signo y señal de su resurrección, los presbíteros dentro de ella «conseguirán la unidad de su vida uniéndose a Cristo en el conocimiento de la voluntad del Padre y en la entrega de sí mismos por el rebaño que se les ha confiado.

    En este sentido el presbítero mirando a Cristo sabe que:
    • Es un hombre para los demás. Sus experiencias más profundas han de ser siempre accesibles a todos: «Los amó hasta el extremo» (Jn 13, 1ss.).
    • Habla de Dios con las experiencias de todos sus hermanos que él hace suyas; incluso las más banales. Todo ello sin buscar gloria propia.
    • Su pasión es hacer la voluntad del Padre, que no quiere que nadie se pierda: pobres, ignorantes, pecadores…
    • Toda su actividad termina en el Padre. Los dones recibidos por el Padre han sido dados en hechos y palabras de salvación, y, ahora, enriquecidos por la acogida de los hombres, retornan al origen con ofrendas de alabanza.
    • Cristo es el único «Mediador» (1 Tm 2, 5) y el sacerdote ha de ser un intermediario para disponer los espíritus para ese gran acto de fe en la paternidad de Dios.

    El presbítero en la comunidad eclesial

    «Ha celebrado la vida, la muerte y los sufrimientos de todos ellos y ha deseado transmitir la fe y la esperanza, les ha entregado la Palabra de vida en las catequesis y grupos de vida y les ha perdonado en nombre del Padre…».

    La identidad del presbítero como la de la comunidad eclesial es la de la «Comunión y Misión». El presbítero es testigo con la comunidad y en medio de ella y se siente llamado a que se realicen las claves fundamentales de la comunión (Hch 4, 32):
    • Todo lo tenían en común.
    • Tener los mismos sentimientos de Cristo Jesús.
    • Al servicio del Reino: incorporando a los pequeños y a los pobres en la comunidad.
    La misión, del mismo modo, es de la comunidad eclesial, y ahí tiene su especificidad el ministerio pastoral:
    • Salir a los caminos con las «palabras y los signos» de Jesús para anunciar la salvación en su persona.
    • La Palabra: leyendo creyentemente la vida y los acontecimientos de la historia humana.
    • Los sacramentos: celebrando la vida y las señales de la resurrección.
      • Bautizando en su nombre a los que se conviertan (Mt 28, 19).
      • «Haciendo esto en memoria suya» (cf. Lc 22, 19).

    Para caminar y vivir unidos

    El presbítero, discípulo del Resucitado «con» y «en medio» de la comunidad, para que él siga acompañando de modo encarnado a las personas de nuestro tiempo.

    «Un presbítero diocesano, un consiliario de Acción Católica, un apóstol de la HOAC, un sacerdote de cuerpo entero entregado con radicalidad allí donde la Iglesia lo ha llamado a trabajar por el Reino entre los últimos».

    La misión y la vivencia de la comunión no es fácil para nadie, todos necesitamos de todos para que se pueda realizar. Los presbíteros necesitan claramente de la ayuda de la comunidad a la que sirven para ser fieles a la misma, y esta también necesita presbíteros auténticos y originales que la ayuden a construirse en la unidad. El Concilio lo expresa con mucha claridad: «Este Sagrado Concilio, aun teniendo presente los gozos de la vida sacerdotal, no puede olvidar las dificultades en que se ven los presbíteros en las actuales circunstancias de la vida de hoy. Sabe también cuánto se transforman las condiciones económicas y sociales e incluso las costumbres humanas, y cuánto se muda el orden de valores en el aprecio de los hombres; por lo cual los ministros de la Iglesia, e incluso muchas veces los fieles cristianos, se sienten en este mundo como ajenos a él, buscando angustiosamente los medios idóneos y las palabras para poder comunicar con él. Porque los nuevos impedimentos que obstaculizan la fe, la aparente esterilidad del trabajo realizado, y la acerba soledad que sienten pueden ponerles en peligro de que decaigan sus ánimos» (PO 22).

    José Moreno Losada.
    http://blogs.hoy.es/de-lo-divino-y-lo-humano/2016/08/12/ha-muerto-el-cura-de-la-uva-el-de-los-obreros/




    Despedida a Jesús Martín Mendieta

    El sacerdote Jesús Martín Mendieta, de 87 años, se ha despedido de nuestra Diócesis con una Eucaristía en la parroquia de Santa Engracia, en Badajoz, de la que era párroco desde 1989 y en la que se encontraba en situación de emérito. Tras más de 20 años en nuestra Diócesis, en los que ha sido Delegado para la Pastoral Obrera y consiliario de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Martín Mendieta regresa a Bilbao, su tierra natal.
     
    La Eucaristía de despedida estuvo concelebrada por varios sacerdotes, algunos de la HOAC llegados de Madrid y Cáceres, y presidida por el párroco Andrés Cruz. Además, contó con la presencia del Delegado episcopal para el Clero, Luis Romero, que leyó una carta del Arzobispo, agradeciendo su labor por los más pobres.

    Además, a Jesús le acompañaron los miembros de la Comisión Permanente de la HOAC y militantes de movimientos de la Acción Católica, con los que ha trabajado durante años. 



    que los obreros
    muertos en el campo de honor
    del trabajo y de la lucha,
    descansen en paz.
    María, Madre de los pobres.
    Ruega por nosotros.

    martes, 9 de agosto de 2016

    ORAR EN EL MUNDO OBRERO:
    XX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO,
    Ciclo “C” (14 de AGOSTO de 2016)


    ORAR EN EL MUNDO OBRERO
    Ciclo “C”  (2015 — 2016)

    «XX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO»
    (14 de AGOSTO de 2016)


    «El cristiano lleno de angustia
    ama a los hombres,
    pero no a las instituciones
    y leyes que explotan;
    por eso lucha enérgicamente
    contra el “robot” leguleyesco
    que crea pobres en serie,
    sin vivienda en serie,
    desheredados en serie…

    La angustia cristiana
    es ver en todos a Cristo
    y luchar para que su reino
    se vaya haciendo realidad
    en el mundo.

    ¿Aún habrá quien deserte
    en esta hora crucial?».

    (Rovirosa,
    OC, T.V. 479)

    Cada cristiano
    y cada comunidad
    están llamados
    a ser instrumentos de Dios
    para la liberación
    y promoción de los pobres,
    de manera que puedan
    integrarse plenamente en la sociedad;
    esto supone que seamos dóciles
    y atentos para escuchar
    el clamor del pobre
    y socorrerlo
    (EG 187)

    ESCUCHA LA PALABRA…

    14 de agosto de 2016
    20º DOMINGO DEL
    TIEMPO ORDINARIO (C)

    Lectura del libro del profeta Jeremías 38,4-6. 8-10
    Me engendraste hombre de pleitos para todo el país.

    Salmo 39, 2. 3. 4. 18
    Señor, date prisa en socorrerme.

    Lectura de la carta a los Hebreos 12,1-4
    Corramos en la carrera que nos toca sin retirarnos.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas 12,49-53
    “No he venido a traer paz, sino división”.
    […]

    Fidelidad en la prueba
    .
    El profeta Jeremías es perseguido e incomprendido por su pueblo.
    El debe ser fiel a la misión encomendada por Dios (1 Lect.).
    Jesús ha venido al mundo para renovarlo y purificarlo.
    Su misión es salvadora y, a la vez, dramática (Ev.).
    El autor de la carta a los Hebreos exhorta a perseverar en la fe
    sobrellevando la cruz y luchando contra el pecado (2 Lect.).

    Señor, Jesús,
    te ofrecemos
    todo el día,
    nuestros trabajos,
    nuestras luchas,
    nuestras alegrías,
    y nuestras penas.

    María, Madre de los pobres,
    Ruega por nosotros.

    15 de agosto de 2016
    LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA SEÑOR (C)

    Solemnidad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María,
    Madre de nuestro Dios y Señor Jesucristo,

    que, consumado el curso de su vida en la tierra,
    fue elevada en cuerpo y alma a la gloria de los cielos.
    Esta verdad de fe, recibida de la tradición de la Iglesia,
    fue definida solemnemente por el papa Pío XII

    (elog. del Martirologio Romano).
    Misa vespertina de la vigilia.

    Lectura del primer libro
    de las Crónicas 15.3-4.15-16:16.1-2

    Bendijo al pueblo en nombre del Señor.

    Salmo 131, 6-7. 9-10. 13-14 (R. 8)
    Levántate, Señor, ven a tu mansión,
    ven con el arca de tu poder.


    Lectura de la primera carta del apóstol
    san Pablo a los Corintios 15,54-57

    Demos gracias a Dios.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas 11,27-28
    Dichosos los que escuchan la palabra de Dios.

    Misa del día.

    Lectura del libro del Apocalipsis 11, 19a; 12,1 -6a. 10ab
    Una mujer vestida del sol, la luna por pedestal.

    Salmo 44, 9. 10-11. 15 (R: 9b)
    De pie a tu derecha está la reina, enjoyada con oro de Ofir.

    Lectura de la primera carta del apóstol
    san Pablo a los Corintios 15,20-27a

    Primero Cristo como primicia;
    después todos los que son de Cristo.


    Lectura del santo evangelio según san Lucas 1,39-56
    El Poderoso ha hecho obras grandes por mí;
    enaltece a los humildes.

    ----------------------------------------------------------------------------------
    La Asunción, triunfo de la Virgen María.
    La Asunción es la síntesis de todas las fiestas marianas.
    Es la fiesta de la Pascua de María.
    La mujer rodeada de signos cósmicos
    y vencedora de la fuerza del mal es figura de María (1 Lect.).
    Cristo, resucitado y victorioso,
    lleva tras de sí a cuantos aceptan su vida.
    María fue la primera discípula que siguió sus pasos (2 Lect.).
    María, la nueva arca de la Alianza, engrandece al Señor.
    La cristiandad la proclama Bienaventurada (Ev.).
    ----------------------------------------------------------------------------------

    Las oraciones semanales y el material de la HOAC
    lo podéis encontrar archivado en:
    http://issuu.com/hoac/docs

    Le agradecemos haga uso de esta página
    y esperamos que las orientaciones
    para la oración le sean de provecho.

    Si no la recibe y quiere hacerlo, puede solicitarla
    enviándonos su dirección electrónica a:
    hoaccadizyceuta@gmail.com
    y se la enviamos para cada domingo.


    domingo, 7 de agosto de 2016

    «43.- TRADICIONES»
    (Claves del bienestar humano),
    por José Antonio Hernández Guerrero




    Tradiciones



    Aunque es cierto que las tradiciones pueden ser legados valiosos, herencias dignas de ser conservadas, respetadas y veneradas por la posteridad; y aunque también es verdad que, a veces, resultan instrumentos claves para interpretar el sentido de nuestra cultura actual, no siempre podemos afirmar que, por el simple hecho de que unos objetos los hayan usado nuestros antepasados, sigan siendo útiles en la actualidad, o que unas creencias, por la razón de que hayan sido veneradas por nuestros mayores, constituyan valores supremos o principios inamovibles.


    El hecho de que una costumbre se remonte a “toda la vida de Dios” o de que la siga practicando “todo el mundo”, no demuestra por sí sola que deba ser respetada ni conservada. Todos los adultos tenemos experiencias de que algunos instrumentos o de que algunas pautas, consideradas durante largos siglos como creencias inquebrantables o como normas inalterables, se han desvanecido cuando ha cambiado el contexto sociológico o se han alterado las condiciones económicas. Fíjense cómo, a pesar de la resistencia de los inmovilistas, se han perdido los velos en las iglesias, las capas en las fiestas de sociedad, las sotanas de los curas, los cerquillos en los frailes, el soplador en la cocina, el quinqué en el comedor o la peinadora en la alcoba; ya los médicos no recetan el aceite de ricino para los empachos ni el de hígado de bacalao para engordar. Algunos de estos objetos sólo quedan como decoraciones de paradores o como reliquias nostálgicas que nos recuerdan que los tiempos pasados no fueron mejores para la mayoría de los humanos.


    Pero, además, también sabemos que una serie de usos tradicionales como, por ejemplo, la clitoridectomía, la ablación o extirpación del clítoris y otros usos destinados a eliminar, a reducir y a controlar la sexualidad de la mujer, son inmorales, inhumanos y, por lo tanto, “dignos” de ser eliminados. Esta práctica, a pesar de que constituye un hábito que se remonta a la más arcaica antigüedad y, aunque se practica en más de veinte países africanos, a pesar de ser una tradición atávica, es una superstición que, mezclada con prejuicios culturales y con convicciones religiosas, debe ser considerada como brutal agresión a los derechos humanos.


    Para defender este ataque a la dignidad de la mujer como ser humano o para explicar esta mutilación corporal que tan graves consecuencias físicas y psicológicas arrastran, no podemos esgrimir el argumento histórico de que es un rito que se practicaba en el Egipto de los faraones ni aducir la prueba sociológica de que en el mundo son más de 120 millones las mujeres mutiladas genitalmente. Los hechos sociológicos y los hábitos culturales no constituyen razones válidas para aceptar comportamientos inhumanos ni tratos vejatorios. Las prácticas antiguas y los usos tradicionales no siempre son valiosos sino que, a veces, son, simplemente, viejos, perniciosos y despreciables.




    José Antonio Hernández Guerrero, reflexiona, semanalmente en nuestro “blog”, sobre las Claves del bienestar humano el sentido de la dignidad humana y el nuevo humanismo.


    42.- «LA LUZ DEL SEMBLANTE»,
    (Claves del bienestar humano)




    martes, 2 de agosto de 2016

    ORAR EN EL MUNDO OBRERO:
    XIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO,
    Ciclo “C” (07 de AGOSTO de 2016)


    Dibujos de Cerezo


    ORAR EN EL MUNDO OBRERO
    Ciclo “C”  (2015 — 2016)

    «XIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO»
    (07 de AGOSTO de 2016)

    «El que comparte lo que tiene,
    cada vez se da cuenta
    de que tienen más cosas
    para compartir.

    Puede compartir
    su alegría con los tristes
    y la luz del sol
    con los de ojos turbios;
    el gozo de las estaciones del año
    y la Eucaristía;
    el cielo y la tierra;
    una lágrima y una sonrisa;
    la salud y la enfermedad;
    el trabajo y el descanso…
    toda la creación,
    y el mismo Creador,
    son suyos si los comparte
    con espíritu sobrenatural
    de pobreza».

    (Rovirosa, OC, T.I. 146)
    A veces somos duros
    de corazón y de mente,
    nos olvidamos,
    nos entretenemos,
    nos extasiamos con las inmensas
    posibilidades de consumo
    y distracción que ofrece esta sociedad.

    Así se produce una especie de alienación
    que nos afecta a todos, ya que
    está alienada una sociedad que,
    en sus formas de organización social,
    de producción y de consumo,
    hace más difícil la realización
    de esta donación y la formación
    de esa solidaridad interhumana
    (EG 196)




    ESCUCHA LA PALABRA…

    07 de agosto de 2016
    19º DOMINGO DEL
    TIEMPO ORDINARIO (C)

    Lectura del libro de la Sabiduría 18,6-9
    Castigaste a los enemigos y nos honraste.

    Salmo 32, 1 y 12. 18-19. 20 y 22
    Dichoso el pueblo a quien Dios escogió como heredad.

    Lectura de la carta a los Hebreos 11,1-2. 8-19
    Esperaba la ciudad, cuyo arquitecto y constructor iba a ser Dios.

    San Lucas 12,32-48:
    “Estad preparados”.
    […]

    Tener en las manos las lámparas encendidas.
    La espera tiene siempre un fundamento.
    Israel esperaba la intervención de Dios para ser liberado (1 Lect.).
    Jesús indica las actitudes que debe poseer el que espera, a saber:
    estar en vela, ceñida la cintura y con la lámpara encendida,
    como quien aguarda la vuelta del señor (Ev.).
    Durante el tiempo de espera se debe permanecer
    activo practicando la virtud de la fe.
    La creencia da pleno sentido a la espera e ilumina
    el camino para el encuentro definitivo con Dios (2 Lect.).
    Señor, Jesús,
    te ofrecemos
    todo el día,
    nuestros trabajos,
    nuestras luchas,
    nuestras alegrías,
    y nuestras penas.

    María, Madre de los pobres,
    Ruega por nosotros.

    ----------------------------------------------------------------------------
    Fiesta de la Transfiguración del Señor, en la que Jesucristo, el Unigénito, el amado del Eterno Padre, manifestó su gloria ante los santos apóstoles Pedro, Santiago y Juan, con el testimonio de la Ley y los Profetas, para mostrar nuestra admirable transformación por la gracia en la humildad de nuestra naturaleza asumida por él, dando a conocer la imagen de Dios, conforme a la cual fue creado el hombre, y que, corrompida en Adán, fue renovada por Cristo.
    (elog. del Martirologio Romano).

    Lectura de la profecía de Daniel 7,9-10.13-14
    Su vestido era blanco como nieve.

    Salmo 96, 1-2. 5-6. 9 (R : cf. 9 ab)
    El Señor reina, altísimo sobre toda la tierra.

    Lectura de la segunda carta del apóstol san Pedro 1,16-19
    Esta voz del cielo la oímos nosotros.

    Lectura del santo evangelio según san Mateo 17,1-9
    Su rostro resplandecía como el sol.

    O bien:

    Lectura del santo evangelio según san Lucas 9,28b-36
    Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió. 


    Las oraciones semanales y el material de la HOAC
    lo podéis encontrar archivado en:
    http://issuu.com/hoac/docs

    Le agradecemos haga uso de esta página
    y esperamos que las orientaciones
    para la oración le sean de provecho.

    Si no la recibe y quiere hacerlo, puede solicitarla
    enviándonos su dirección electrónica a:
    hoaccadizyceuta@gmail.com
    y se la enviamos para cada domingo.